Fundación Para el Desarrollo y Fomento de Las Telecomunicaciones
  Reseña Historica de la Tecnologia en R D
 

Inicio Tecnología en R.D.




Primeros Subscriptores al Servicio Telefónico

El 1 de abril de 1886 la compañía Domingo Electric Company tenía en su nómina 63 subscriptores telefónicos pudiéndose destacar:

P. Billini, Beneficiencia y Manicomio, La Jabonería, Botica Nacional, Café Cosmopolita, Palacio Nacional, Imp. Eco de la Opinión, Ministerio de Hacienda, Consulado Americano, Oficina de Correos, La Aduana, Club del Comercio, Comandancia del Puerto, Banco Comercial, Botica Francesa, Administración de Hacienda, Gobernación Civil y Militar, Botica La Legalidad, Botica La Dominicana, Eduardo León, Samuel Curiel Almacén y Casa, Dr. Carlos Arvelo, J. B. Vicini Almacén y Casa, Dr. Ponce de León, J. B. Sturla, J. M. Leyba, M. Marchena, Andrés Aybar, Hipólito Victoria, Jaime Vidal, Julio Pou, Manuel Martínez, J. M. Santony, Julio de la Rocha, Antonio Sánchez, Ramón Cuello, Luis Dubrey, Imprenta José Ricardo Roques, Donato Salvuccio, etc….

Red Urbana de la Capital

Image
Manuel Cocco

En 1888 se había establecido la Red Urbana de la Capital, que prestaba sus servicios a los abonados por el intermedio de la oficina central, mediante el pago de RD$ 3 mensuales. La instalacion de cada aparato particular cuesta RD$ 5 por una sola vez.

Red del Servicio Telefónico en el Cibao

Image
Fortaleza San Luis, Santiago















9 de junio de 1891 el Presidente Ulises Heureaux mediante Resolución Núm. 3421 determinó conceder a los señores Federico Lithgow y Manuel Cocco la concesión para establecer líneas telefónicas entre las principales poblaciones del Cibao atendiendo una solicitud hecha por estos a través del Ministerio de Fomento y Obras Públicas. Esta concesión fue aprobada por el Congreso Nacional mediante Resolución Núm. 3443 del mismo año.

Image
Vista Panorámica de la Ciudad de Santo Domingo tomada desde la margen oriental del Puente

El tendido de las líneas telefónicas fue un proceso lento. En Santiago, en 1897, el Gobierno colocó la primera línea entre la Fortaleza y la Gobernación, y en 1898 se hablaban de que estaban instalados algunos hilos telefónicos en la Capital y otros puntos. Todavía para esa fecha no funcionaba el servicio en Samaná.







Red del Servicio Telefónico en el Este y el Sur

20 de junio de 1891 el Presidente Ulises Heureaux mediante Resolución Núm. 3431 acordó otorgar al Ciudadano Francisco Gregorio Billini, una concesión para “establecer primeramente, la comunicación telefónica entre esta ciudad (Santo Domingo) y la de San Pedro de Macorís, en el término de dos años a contar desde el día de la aprobación de la presente; y luego según las necesidades le exijan, extenderá líneas telefónicas hacia las otras ciudades del Este y Sur de la República en términos parecidos a los de algunos ya citados.

Esta concesión fue aprobada por el Congreso Nacional, el 22 de junio de 1894, mediante la resolución Núm. 3442 que establecía en uno de sus artículos que se reservaba el derecho de dar oportunamente una ley que regúle la marcha de dichas líneas.

Inicio de la Telefonía en RD


 

Inicio del Teléfono

Image
Casimiro Nemesio de Moya Vice-Presidente a cargo del Poder Ejecutivo

El Poder Ejecutivo concedió el 15 de mayo al Sr. Preston C. Nason (Ciudadano Norteamericano), el derecho de establecer el “Sistema Perfeccionado de Centrales Telefónicas de Nason” quien pidió garantias para la propiedad no solo contra toda falsificación hecha en el país sino contra la introducción de las hechas en el extranjero y contra toda competencia en el mismo género de comunicaciones que pudiera arrebatarle los beneficios que espera tener en el porvenir. Resolución No. 2228 se otorgó al Sr. Nason por el término de 50 años, contados desde la fecha de esa concesión el derecho de establecer en la República Dominicana el Sistema Perfeccionado de Nason.





1884 Resolución 2228

Image
Calle el Sol de Santiago en 1900

“Instalación de los Transmitidores y Recibidores de comunicaciones; y el Derecho de manufacturar, importar o suplir cualesquiera formas de aparatos telefónicos; y de construir, operar y mantener centrales o líneas privadas o públicas y todo lo que abarca el sistema de transmisión eléctrica de sonidos o palabras por alambres o cables en el interior de la República, siempre que pudiera comprenderse en la categoria de lo que hoy se conoce por teléfono. Durante el mencionado término de cincuenta años, el derecho de importar o suplir teléfonos y materiales telefónicos (no entendiéndose por esto los materiales y productos químicos que puedan tener otra aplicación) , y de construir, conectar, operar y mantener centrales o cualquier otro sistema telefónico, no se concedera a ninguna otra persona, compañía o asociación”.

Inicio de la Telefonía en República Dominicana

  1. El Sr. Nason y sus herederos o cesionarios tendrán el pleno derecho de erigir, fábricas a propósito, tener centrales de cambio y colocar postes o aparatos en cualquier calle o camino real de la República en que no dificulten el tránsito; y de colocar alambres o cables encima, a lo largo, a través o debajo de los edificios y vías públicas terrestres o acuáticas en el interior de la República y de las propiedades particulares con cuyos dueños tuviere previamente arreglos al efecto; y podrá de igual modo y bajo la misma condición hacer uso de todo arbol o arbusto que hallare en su camino y que le fuere necesario o útil para construir, operar y mantener líneas de comunicación telefónica en cualquier punto de la República.      
  2. En correspondencia a estas concepciones, el Sr. Preston C. Nason queda comprometido a establecer centrales telefónicas en las ciudades de Santo Domingo, Santiago, Puerto Plata y sucesivamente en todos los demás pueblos y ciudades de la República en que llegara a reunir 50 subscriptores; y además a medida que la empresa adquiera desarrollo, extenderá el beneficio a las otras comunes a que sea más practicable, aunque sea mayor el número de subscriptores; y pondrá en conexión una oficina del Estado con el central telefónico local en cada pueblo o ciudad en que lo estableciere, desempeñando gratis el servicio del Gobierno en dicha central, así en el día como en la noche y en todo tiempo que fuere necesario.                                                                                                      
  3. Se compromete el Sr. Nason por si, sus herederos o causa-habientes, a introducir en el país y adoptar a sus líneas toda mejora que invente en materia de generación eléctrica y transmisión de sonidos o palabras articuladas o telefónicas para que el país goce siempre de los beneficios de todo progreso en ese ramo.                             
  4. Todos los derechos que acuerda esta concesión quedaran nulos y sin efecto, si dentro de seis meses contados desde la fecha de su promulgación, no se hubiere establecido el primer central telefónico en la ciudad de Santo Domingo, debiendo bajo la misma pena con continuarse los trabajos sin interrupción hasta que queden establecidos los centrales correspondientes en Santiago y en Puerto Plata y demás pueblos.                                                                                                                              
  5. En garantia de cumplimiento de sus compromisos, el señor Nason ha depositado en manos del ciudadano Ministro de Hacienda la suma de tres mil pesos, que le sera devuelta cuando se halle establecido el central en Santo Domingo, y que perdera en caso de no llegar a realizarse esta empresa.

Extensión del Contrato

Image

El plazo para el establecimiento de teléfonos otorgado al senor Nason, contenido en la anterior resolución, fue prorrogado el 7 de octubre del mismo año 1884 por el Presidente de la República, Francisco Gregorio Billini, mediante la resolución, Núm. 2297 y decía que “en vista del contrato celebrado entre el ciudadano Juan Tomas Mejia, Ministro de Foment (Rep. Dom.) y el Sr. Preston C. Nason (Estados Unidos), con fecha 19 de enero del año actual, referente a una concesión para el establecimiento de líneas telefónicas y aprobado por el Congreso Nacional en 10 de Mayo del año corriente; y de la fianza de tres mil pesos depositada por el señor Nason en el Consulado dominicano en Nueva York para el Ministerio de Hacienda; y considerando que el senor Nason ha necesitado tiempo para preparar sus trabajos con el fin de llevar a cabo dicha obra, según declaración del señor H. Billini, cónsul dominicano en Nueva York. El Gobierno Dominicano ha resuelto conceder por la presente al señor Nason un término adicional de noventa días, contados desde el diez de noviembre próximo para cumplir con las condiciones de la referida concesión, en el concepto de que si no se realizare en la prorroga que se otorga, el Gobierno podra disponer libremente de la fianza de tres mil pesos que ha depositado el concesionario señor Nason como garantia, quedando nula y de ningún valor ni efecto, la citada concesión y extensión de término, sin responsabilidad alguna por parte del Gobierno”.

Estación Telefónica Ozama

<
Image
Francisco Gregorio Billini
p>El 14 de enero de 1886 la compañía del Señor Preston C. Nason (Domingo Electric Company) planificó la instalación de una estación telefónica en el Ozama en el edificio que ocupaba la Aduana o cerca de ella (Muelle) por la importancia que revestia el mercio Marítimo en esa época.
1920 - 1930


 

Evolución de la Tecnología en República Dominicana

El Teléfono de Magneto

Image
Don Matias Rancier

El Sistema de Magneto al ser mecánico, ocasionaba muchas molestias, la señalización era producida por corriente alterna generada por un magneto que cada aparato tenía acoplado. El abonado accionaba un manubrio que hacia caer una chapita en un cuadro localizado en la Oficina Central. Desde aqui, entonces, la operadora enchufaba una clavija en el número que indicaba la chapita que correspondia al cliente. Este pedia el número o la persona con la que deseaba conversar y la operadora tomaba otra parte de la clavija, le daba al manubrio y establecía la comunicación. Al terminar la conversación se accionaba nuevamente el manubrio indicando que la charla habia terminado. Entonces caíia de nuevo la chapita. Para llamadas locales, los clientes podian tomarse todo el tiempo que quisieran, pero para llamadas de larga distancia, la operadora tenia colocado enfrente un reloj que le indicaba el tiempo que los abonados tomaban en la conversación.

La Central de Magneto

Image
Central Telefónica de Magneto en 1931

En el Sistema de Magneto uno o más empleados o telefonistas situados en la central unian los hilos del teléfono de la persona que llamaba con los del teléfono de la persona que se deseaba hablar, desuniéndolos de nuevo al terminar la conversación. Se denominó red telefónica al conjunto del sistema comprendido entre todos los aparatos telefónicos, hilos, postes y una o más centrales.

El Teléfono Automático un Hito Trascendental

1926-1927

Image
Horacio Vásquez

El 17 de mayo de 1926, el Presidente de la República, Horacio Vásquez ordenó que se ejecutara el contrato firmado en el año anterior entre el Gobierno Dominicano, a través del Secretario de Fomento y Comunicaciones, A. Pastoriza, y la International Standard Electric Corporation (anteriormente International Western Electric Company, Inc. Nueva York) representada por el Sr. T. Colón Morales, para la instalación en la ciudad de Santo Domingo de un Sistema Automático de Teléfonos Urbanos. El Sistema Automático de la Ciudad de Santo Domingo se llevó a cabo el 30 de Noviembre de 1927 en la Dirección General de Correo y Telégrafo. Esto marcó el inicio de la Planta Externa Sub-terranea o Soterrada.

Concesiones de Expansión del Servicio

Image
Cuadro y Generadores

Las concesiones para seguir la expansión del servicio telefónico continuaron en el año 1930. En este sentido, el Presidente de la República Horacio Vásquez, mediante Decreto 1248, del 30 de enero, concedió a la Compañía Eléctrica de Santo Domingo, C. por A., autorización para establecer en el territorio de la República el servicio telegráfico, telefónico y radiográfico, mientrás que con los decretos 1252 y 1253 del 14 de febrero, concedió iguales derechos al señor Tirso Colón Morales, ciudadano norteamericano, y al Sr. Juan Fernandez de Castro, Presidente de la Cuba Trasatlantic Radio Corporation.

Fundación de la Compañía Dominicana de Teléfonos CODETEL

Image
Armazón y Distribución de la Maquinaria del Servicio Local del Teléfono Automático en San Domingo

El 11 de Noviembre de 1930 fue constituida la Compañía Dominicana de Teléfonos (CODETEL) por personal nativo y extranjero, como subsidiaria de la Anglo Canadian Telephone Company, iniciando sus operaciones meses más tarde, en San Pedro de Macorís, con la instalación de la primera central telefónica automática fuera de Santo Domingo.

El Listin Diario en su edición del 13 de Noviembre de 1930 reseñaba que sólo habían sido conectados 128 aparatos (alrededor de 500), ya para esa época el país había sufrido los embates del Ciclón San Zenón que azotó la ciudad de Santo Domingo.

Image
Edificio de la Oficina Central en 1931 de la Compania Dominicana de Teléfonos (CODETEL)

En 1931, CODETEL adquirió la franquicia para operar el servicio telefónico en la capital, mediante compra a la Compañía Eléctrica de Santo Domingo, subsidiaria de la American Telephone & Telegraph (AT&T), que para la época tenía también bajo su responsabilidad el suministro de energía eléctrica en la capital dominicana.

 

 
   
 
Derechos reservados - Fundación Para el Desarrollo y Fomento de Las Telecomunicaciones - FUNDETEL - Dirección: Ave. Bolívar #816 2do. Piso, La Esperilla, Santo Domingo, República Dominicana - Teléfonos: (809)-221-1959, (809)-565-2398 - Correo Electrónico: fundetelrd@hotmail.com
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis